sábado, 2 de marzo de 2013

¡ Envidia cochina!

Pues eso, que entro a daros envidia. He tenido una experiencia maravillosa. Pues esta tarde hemos tenido visita en casa a comer, por cierto, mi escalibada ha sido un éxito.
El peke ha tenido una siesta muy cortita, y a las seis ya tenía muchiiiismo sueño, así que hemos "echado" a las visitas y me he venido a la cama a dormirle. Le he dado teta, pero no se dormía. Y se ha puesto a girar se por la cama. Como estaba de lado, he comenzado a besuquearle en el cuello y se ha puesto a reír. La risa más bonita del mundo -de niño, ejem, ejem-.
Me ha cogido del pelo para que siguiese. Y el seguía riéndose . Luego se ha girado como ofreciéndome el lado del cuello contrario. Y he hecho lo mismo. Me ha cogido el pelo otra vez.
Y besitos en el cuello, en la mejilla y en la orejita, de reírse, a pasado a sonreír con la boca abierta, quietecito, notando mis besitos. De refilón he visto sus ojos...poquito a poco se le iban cerrando. Y yo más besitos, pero esta vez más suaves, más flojitos. Y quietecito con los ojitos cerraditos y con mi pelo cogido con el puñito, se ha quedados dormido.
 Estaba anocheciendo ya. Los dos tumbados en la cama. Ha sido precioso. Y no soltaba mi pelo. No se el tiempo que hemos estado así . Estaba tan agustito.
 Para mi el que no se duerma a la teta es tan extraño, tan especial, tan magnífico...con Ada hasta los tres años no lo hizo. Y Odei, me sorprende cada día.
No quería dormirme. Así que he estirado el brazo para coger la tablet...y entonces le he despertado..¡mierda! Pero le he dormido en tres segundos. ¡Ala! ¡Envidia cochina!...jejeje

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No conocía tu blog, buscando algunas cosas me ha aparecido y he leido este post. Al terminarlo, me ha sorprendido que no tuvieras ningún comentario pues lo que has contado me ha parecido poco menos que maravilloso. Solo te escribo para darte la enhorabuena. Disfruta de tus pequeños.

Anónimo dijo...

Pues a mi me ha pasado lo mismo He entrado por casualidad y también me extraña que no hayan comentarios porque lo que cuentas es la perfecta descripción del amor, de lo que sentimos las madres con nuestros hijos De esos momentos en los que parece que el tiempo se detiene y que querrías vivir eternamente Me inspira lo que has escrito y te quiero transmitir mi agradecimiento por compartirlo

 
Diseño © BlogDesign.es